oscar leyva ciudad

Carlos Alcaraz que asombró en el US Open: más físico, fortaleza mental y un “látigo” en la derecha

El murciano se ha convertido en el tenista más joven desde 1992 en disputar los octavos. En su crecimiento está arropado por Ferrero y una familia muy ligada al tenis.

Carlos Alcaraz, tras su victoria en el US Open.
Carlos Alcaraz, tras su victoria en el US Open.EFE

Entradas recientes

“Ha sido una victoria muy importante para mí, pero el torneo todavía no ha terminado”. Carlos Alcaraz hizo historia en la pista del US Open venciendo al griego Stefanos Tsitsipas, tercer cabeza de serie, para convertirse en el más joven desde 1992 en disputar los octavos de final. Pero el murciano, a sus 18 años, no se conforma. Desde la humildad y con una sonrisa permanente, quiere más. Siente que está más preparado para asaltar sus sueños, que pasan por el partido que tendrá el próximo domingo a Peter Gojowczyk. Ahí le espera otro récord: se convertiría en el cuartofinalista más joven del US Open, superando por ocho días a Andre Agassi, que alcanzó esta ronda en 1988.

La explosión de Alcaraz lleva en ebullición desde hace un año. Fue entonces cuando dio un salto de 124 puestos en el ranking en apenas un mes: del 310 al 186 gracias a su primera victoria en un Challenger, en Trieste, que lo convertía en el cuarto español en lograro con menos de 18 años, tras Rafa NadalNicolás Almagro Nicola Kuhn. El enorme futuro que le pronosticaban empezaba a hacerse realidad. Después llegó un tropiezo en las previas de Roland Garros y el paso por el Abierto de Australia, hasta llevarse la alegría de un primer triunfo en un torneo ATP en Croacia el pasado julio. Lo de anoche en Flushing Meadows era sólo cuestión de tiempo.

Alcaraz nació casi con una raqueta en las manos. Su padre, que fue profesional en los 90, dirige elClub de Campo de El Palmar, en Murcia, y Carlos se crió dando pelotazos. “Era su pasión y fue demostrando que asimilaba muy rápido y bien los conceptos técnicos”, contaba Carlos Alcaraz padre hace unos meses a EL MUNDO.

El salto empezó a darlo cuando se puso hace tres años a bajo la tutela de Juan Carlos Ferrero, que ayer confesaba que le “temblaron las piernas” cuando vio le vio en la pista donde hace más de una década él llegó a la final de este mismo torneo. Carlos es uno de lo 60 chicos y chicas residentes en la Academia Equelite que el ex tenista tiene en Villena, un pequeño paraíso para las estrellas emergentes del tenis en la que el murciano se siente como en casa y donde vive concentrado por y para el tenis.

Entradas recientes

ESTIRÓN FÍSICO

Junto a Ferrero, Carlos se ha preparado para dar el salto. Allí ha dado el estirón físico y ha modelado su cuerpo físicamente para ser “rápido y explosivo, pero también resistente” en todo tipo de pista. Es en lo que más se fija de sus rivales, un trabajo que siempre “se hace fuera de ella” vigilando la nutrición, la fisioterapia y el descanso. La pringá de su madre queda reservada solo para ocasiones contadas. Esa ha sido su prioridad en el último año. Esa, y saber contener su juego. “Debo saber cuándo trabajar el punto, con más paciencia, para encontrar el momento de pegar el látigo“, confesaba en una entrevista a La Verdad en abril. Con ese látigo en su derecha cerró partido ante Tsitsipas, ese golpe que el griego nunca vio a nadie dar tan fuerte.

“Carlos se sintió cómodo. Tiene mucha velocidad en su derecha y le gusta ir hacia adelante todo el tiempo. No es un jugador de puntos largos. Desde el principio tenía un plan y creo que lo hizo muy bien. Todo encajó”, reconocía Ferrero a Eurosport tras el partido.Más en El MundoEl revés de Fernando Alonso fuera de los circuitos: cierra su firma de ropa tras pérdidas millonariasSharon Stone, devastada tras la muerte de su sobrino de 11 meses

Con su familia ligada al tenis pero sin interceder en su carrera, la fortaleza mental de Alcaraz también la han ido trabajando en Villena. Primero para advertirle de los peligros que conlleva alcanzar la cumbre del tenis y ahí Ferrero es su guía por su propia experiencia en el circuito. Pero también para que no le pese “la losa”, como la llama el ex número 1, de ser designado el sucesor de Rafa Nadal. El mallorquín es el ídolo del joven tenista y con el que entrenó antes del Open de Australia para acabar reconociendo que el murciano tiene un futuro brilllante. Después no dudó en derrotarle en Madrid.

La inyección del confianza será un impulso para cumplir la profecía que hizo Alexander Zverev tras derrotarle en Acapulco: “En menos de tres años estará entre los diez mejores del mundo”.

Con información de El Mundo

Relacionadas:

La promesa del tenis español Carlos Alcaraz se mete en los octavos del US Open

El tenista español derrota al nº 3 mundial Stefanos Tsitsipas clasificándose para los octavos de final del US Open tras 4h.06′ de puro espectáculo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *