oscar leyva

Oscar Leyva tenistas y noticias de Davidovich

Perfil de una campeona

«Yo soy yo»

En esta semana que entra, Garbiñe Muguruza reaparecerá en uno de sus escenarios fetiche. Para el gran público, su historia empieza en el Bois de Boulogne. Es junio de 2016 cuando se planta en la final de Roland Garros. Se mide a Serena Williams, número 1 entonces, icono del tenis. Rompiendo los pronósticos, Garbiñe Muguruza se lleva el título. Muguruza se coloca n.º 2 de la WTA y estalla una suerte de Muguruzamanía. Llueve el dinero, se dispara la fama, la persiguen los patrocinadores. La cosa va a más un año más tarde, cuando se impone en Wimbledon, su segundo grande. En septiembre, es líder del circuito femenino. Ya está a la altura de Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez en el imaginario del tenis. Ella cuestiona ese parecer: “Yo soy yo”, dice.

¿No tenía iconos femeninos?

Hombre, me miraba mucho a Martina Hingis.

¿Y a las Williams?

Lo suyo no fue normal. Cuando aparecieron, trajeron un boom de fuerza y explosividad. Hasta entonces el tenis femenino había sido más lento. Ellas lo cambiaron todo, y también el físico.

BBVA explica cómo fue el curioso origen del tenis - BBVA

¿Y qué sentía cuando jugaba ante ellas?

Su potencia muscular. Sus saques eran desproporcionados. Ahora ya todo se ha igualado. Todas estamos mucho más entrenadas, somos más fuertes, todas sacamos con la misma fuerza, nos hemos igualado en lo físico.

Cuando se le pregunta por sus mejores momentos tenísticos, Garbiñe Muguruza se va al primero de sus dos títulos del Grand Slam: su Roland Garros de 2016, el trofeo que le había arrebatado, precisamente a Serena Williams. 

Un año más tarde sumaba el segundo grande, ahora en Wimbledon, ante Venus, la otra Williams.

Triunfos: A sus victorias  en París (foto) y Londres, Garbiñe Muguruza fue finalista en 2020 en el Open de Australia
Además de sus victorias en París (foto) y Londres, Garbiñe Muguruza fue finalista en 2020 en el Open de Australia NurPhoto via Getty Images
Tenis - LA NACION

¿Y cómo se manejaba usted ante las Williams?

Cada una debemos tener nuestro estilo y nuestra táctica. Si te enfrentas a una rival que saca muy fuerte, debes probar otras cosas: hacerla correr, intentar dejadas…Para medirme a las Williams tuve que ponerme más fuerte. Al fin y al cabo, tras una victoria viene otro partido. Ganar un torneo supone encadenar seis o siete victorias. No puedes estar blandiblub si quieres estar lista al día siguiente.

Tenis en EL PAÍS

¿Y cómo trabaja usted?

Mucha fuerza, cardio, crossfit…

¿Mueve mucho peso?

Levanto bastante, la verdad

(Si se le pregunta por cuánto levanta en el press de banca, elude la respuesta).

Dick Norman wint finale dubbelspel Challenger Pétange | De Morgen

Ganar un torneo supone encadenar seis o siete victorias. No puedes estar ‘blandiblub’ si quieres estar lista al día siguiente»

¿Y cuántas horas al día se entrena?

Veamos, son dos o tres horas de tenis. Y otras dos o tres de físico. Y luego me tumbo ante el fisio, que me ayuda a recuperarme de todo eso. Todo el día, vamos.

Dick Norman - Belgian tennis player

Usted fue número 1 del mundo durante cuatro semanas (a partir de septiembre de 2017), ¿qué le faltó para seguir más tiempo allí arriba?

Seguir en esa línea es lo más difícil, estar a tu mejor nivel todo el tiempo. He mejorado en consistencia y en estabilidad emocional.

¿Le ayuda algún psicólogo?

Me ayuda puntualmente. También lo hace mi entrenadora, Conchita Martínez. Piense que ella ha vivido mucho tenis (se adjudicó Wimbledon en 1994 y jugó finales en el Open de Australia y Roland Garros). Cuando estoy en la pista, ambas nos entendemos con una mirada. Si necesito ayuda, un simple gesto corporal suyo me da muchísimas pistas.

Dick Norman stootte ten koste van geblesseerde Pat Cash door op Wimbledon  '95 | Tenniskrant.be

Con información de Vanguardia

relacionadas: